Actividades de verano durante las vacaciones en barco

Vacaciones a bordo de un barco son un tipo de vacaciones diferente – pero, aún así, existe un montón de actividades tradicionales que puedes practicar.

Tendrás mucho tiempo para disfrutar de la playa y el mar. Pero navegando, visitarás y experimentarás muchos destinos diferentes todos los días.

Tomar el sol y nadar

¡Lo que hace las vacaciones en barco particulares es la posibilidad de visitar numerosos destinos!

Eso quiere decir que puedes elegir varias playas para pasar tu tiempo en ellas.

¡Cada día nuevo – una playa nueva!

Tómate un poco de tiempo para buscar las playas en tu ruta en anticipo y elije las mejores para ti.

¡Además, la mayoría de las islas tiene sitios y cuevas escondidas, que conoce solo la gente local, por eso tienes que consultar a tu patrón para que te recomiende los sitios donde puedes pasar el día!

Esnórquel y buceo

Siempre puedes hacer esnórkel en tus vacaciones de verano. La particularidad de pasar las vacaciones navegando es que te permite descubrir lugares ocultos a los que otros turistas no pueden acceder.

Bahías y calas escondidas, donde el agua es realmente clara y la vida marina diversa. El esnórquel es una gran actividad para todos, sin importar la edad o la experiencia.

Si quieres dar un paso más, puedes aprender a bucear.

La diferencia entre el esnórquel y el buceo es que esnórquel es como nadar en la superficie para explorar el fondo marino sin inmersión mientras para bucear necesitas hacer la inmersión y hace falta un permiso o hacerlo a través de un club de buceo.

Cuando buceas, tienes mucho más tiempo para descubrir el mundo marino ya que obtendrás equipo profesional con tanques de oxígeno.

Un gran destino para navegar y bucear buceo es el Mar de Caribe. Además de las playas de arena blanca, el agua turquesa cristalina y la colorida vida marina, hay muchos lugares donde puedes aprender a bucear.

Palmas de coco en la playa caribeña perfecta en Tulum México

Hacer fotos y grabar videos

Prepara tus cámaras porque hay mucho que capturar en un viaje en barco. Visitar un destino diferente cada día permite hacer muchas fotos y grabar muchos videos.

Si realmente te gusta la fotografía, definitivamente deberías llevar una GoPro y un dron contigo.

Los GoPros son ideales para actividades subacuáticas ya que son pequeños y resistentes al agua. Puedes capturar imágenes impresionantes del mundo marino y de ti mismo saltando del barco y nadando.

Un dron puede capturar impresionantes fotografías aéreas y videos de islas y la costa. Nuestro consejo es no dirigirlo desde el barco sino desde la orilla, ya que el aterrizaje puede ser difícil en un barco en movimiento equipado con muchas cuerdas unidas a las velas y tiradas por todas las partes.

Juegos de tablero y cartas

Dependiendo de la ruta, a veces, puedes pasar muchas horas navegando antes de llegar a un lugar para fondear.

Una gran actividad de grupo es jugar juegos de mesa y cartas. Algunos barcos incluso los tienen a bordo, por lo que no es necesario que traigas ninguno de casa; solo pregúntale a tu agente si puede comprobarlo.

Además , una baraja de cartas tampoco se considera un equipaje pesado.

Para hacer las cosas más interesantes, suponiendo que alrededor hay solo adultos, siempre podéis convertir ese tipo de juegos en „ juegos de alcohol“.

Leer libros

Un velero es un lugar perfecto para ponerte al día con tu lectura.

Si te anclas lejos del puerto deportivo y de la costa, no tendrás distracciones para una lectura tranquila.

Consejo adicional: dado que en el barco hay un espacio reducido, recomendamos descargar tus libros en el tablet si tienes pensado leer más de uno. De esa manera los puedes llevar contigo a cualquier lugar.