¿Por qué nos encanta navegar y a tí también?

Hay tantas cosas que hacen que esta increíble actividad sea tan especial.

Personas que pasan tiempo juntas y disfrutan de momentos especiales

Navegar es una actividad perfecta para compartir con familiares y amigos. Acerca a amigos y familiares y convierte a extraños en amigos para toda la vida.

Compartir ese espacio restringido en el barco te conecta con los demás de una manera que tienes que “trabajar” juntos como un equipo, como uno, y superar la naturaleza.Sharing that restricted space on the boat makes you connected with others in a way that you have to “work” together as a team, as one, and overcome nature.

La cominudad de amantes de vela

Es amistoso, agradable, abierto y muy acogedor. Muy pronto tienes la impresión de que todo el mundo conoce a todo el mundo.

Todos se saludan al cruzarse y algunos incluso te sonríen. Muchos problemas cruciales han resultado resueltos hablando hasta altas horas de la noche en la cabina. Desafortunadamente, a veces parece que no todos recuerdan esas soluciones por la mañana.

¡No hay nada mejor en el mundo que disfrutar del tiempo con otros navegantes e intercambiar historias y experiencias!

Esa sensación que tienes al navegar por el poder del viento

Sientes que el movimiento del barco se nivela, la velocidad aumenta y estás navegando suavemente impulsado solo por el poder de esta fuerza invisible pero fuerte.You feel the motion of the boat level out, the speed picks up, and you’re cruising along smoothly driven only by the power of this invisible but strong force.

Una fuerza que aprendiste a controlar a tu gusto. Da igual si estás en un barco pequeño o en un catamarán, se aplica la misma técnica y tienes la misma sensación.

El silencio y la soledad

Todas las velas están izadas y no hay ruido de motor de fondo. Solo escuchas el viento y el barco que marcha entre las olas. Ya nadie dice nada, solo sientes el poder del silencio y disfrutas.

Todos disfrutan del momento con todos los sentidos. Inmediatamente dejas atrás el ruido, los problemas y el estrés del mundo exterior y experimentas la libertad de la soledad. Todo se convierte en una enorme paz.

Las vistas y los destinos

No importa cuántas veces navegaste, nunca tendrás exactamente la misma experiencia. Cada viaje brinda la oportunidad de conocer lugares nuevos y desconocidos.

Las vistas son únicas. Lo que otros solo ven en las imágenes en las postales, tú tienes oportunidad de recorrer.

El mundo se vuelve un concepto lejano y te das cuenta de que el barco es tu micro universo y está en perfecto equilibrio con la naturaleza.

Conclusión

Cuando navegas la calidad de tu vida es mucho mejor. Puedes escapar del estrés diario y tus obligaciones. Estáis solo tú y tu tripulación disfrutando del sol, el mar y, a veces, el viento cuando sopla y trata de saludarte.

Los paisajes inolvidables, los amaneceres y atardeceres, las aventuras y las nuevas amistades, eso es algo que ganas al reservar con Sebastus.

Tienes la oportunidad de vivir una experiencia única en la vida con un equipo que está aquí para acompañarte desde los primeros pasos mientras haces la reserva hasta el día en que finalmente zarpes.